Educar es una de las labores más importantes que puede realizar un ser humano, ya que a través de ella, los niños van interiorizando quiénes son y quiénes pueden llegar a ser. Desde edades muy tempranas comienza a per larse la conexión o desconexión con la vida, el manejo de las situaciones difíciles, el tipo de relaciones que se establecen con los demás, la conciencia de los propios recursos, los sentimientos hacia uno mismo y cómo nos situamos ante el mundo.

El mejor regalo que podemos hacer a nuestros niños es el de nuestra propia presencia. Para estar en pleno contacto con nuestras vidas, hay que aprender a desconectar el piloto automático y aterrizar en el momento presente, vivir intencionalmente en el ahora, practicar lo que llamamos la “paternidad atenta”.

Jon y Myla Kabat-Zinn

Educar no es ni mucho menos transmitir información o conocimientos. Porque la vida es mucho más que eso. Educar es acompañar en el camino del autodescubrimiento, sostener en los momentos necesarios de dicultad, y ofrecer las herramientas, estrategias y posibilidades para que los niños puedan adentrarse en la aventura de la vida y encontrando su propio sentido.

A lo largo de la vida resultan esenciales una mayor autoconciencia, una mejor capacidad para relacionarse con las emociones perturbadoras, una mayor sensibilidad frente a las emociones de los demás y una mejor habilidad interpersonal. Los cimientos de estas aptitudes se construyen durante la infancia.

Daniel Goleman

¿COMO ES TU FORMA DE EDUCAR/CRIAR?