¿Cómo influyen las emociones en el momento de educar?

Debido a que el docente muchas veces por tener que cumplir un programa de clases llena al alumno de un bagaje de contenidos e información de manera continua y memorística lo que por suerte la neurosicoeducación ha logrado distinguir y evaluar distintos sistemas cerebrales relacionados con las emociones y nuestras reacciones más primitivas y elementales, como también su interacción con las áreas corticales superiores , responsables de nuestro comportamiento humano.

Pasa además que el docente al no conocer el funcionamiento del cerebro del estudiante y de sus emociones, hacen que sus prácticas sean poco motivadoras en el aula para generar un buen aprendizaje.

En la actualidad, se van descubriendo distintos sistemas cerebrales relacionados con las emociones. Los lóbulos pre frontales son el asiento más importante de nuestro cerebro, ellos están comunicados con el resto de las áreas que reciben información y a su vez comunican con la misma para poder modelar las respuestas instintivas y emocionales. Los lóbulos pre frontales están conectados por numerosas vías neurales a casi todas las otras áreas de la corteza cerebral y con los sistemas instintivos y emocionales.

La atención ejecutiva nos permite detectar cambios en el medio ambiente y representa la capacidad y la habilidad de nuestro complejo cerebral, para fijarse en uno o varios aspectos de la realidad y prescindir de los restantes. Esto permite al alumno rechazar estímulos irrelevantes evitando que concentre la atención en todos y en cada uno de los estímulos que recibe.

Algunas de las funciones ejecutivas son: Fijación y Organización secuencial de las metas a cumplir. Resolución de problemas. Control, expresión y modelación emocional. Desarrollo y habilidades sociales.

Cuando se presenta inconvenientes en la atención ejecutiva se produce una alteración en la persona (Alumno– adolescente) en la que se le dificulta organizar sus tiempos, desorganización de las actividades ya sea a mediano o largo tiempo, falta voluntad, pereza, etc. Por lo que neurólogos sostienen que puede haber un apoyo que se le enseñe a entrenar y fortalecer con otros medios como la práctica de meditación y relajación.

Al realizar en el aula la Auto-regulación o gestión de las propias emociones y estados emocionales se aplica el reflejo de tensión y relajación como experiencia, para activar la dopamina en los alumnos.