Establece limites

Establecer limites tanto para ti como para los demás, en un gesto de amor hacia ti mismo. Siente qué necesitas y establécete limites, para el auto-cuidado, par el tiempo libre, para el descanso, para el trabajo, … el deporte, etc. Algo que puedas cumplir y que te haga sentir bien y respetado. Así mismo amplifica este ejercicio en tu relación con los demás. Es una gran prueba, ya que si no es algo que ya sepas hacer, la vida te va a regalar personas que se acerquen invadiendo ese espacio, así que cógelo como una oportunidad de practicarte y vivirte aprendiendo a marcar esos limites, que no necesita de la agresividad, poder y fuerza, sino desde la comunicación amorosa. Déjate sorprender de como fluye todo si lo haces dede ahí, incluso en casos en los que el receptor no entienda y te permitas dejar ir, sin más vueltas.

Puede resultar muy doloroso dejar ir a una persona que amas, como una amistad, pareja o familiar, que como se encuentra en una posición confrontativa y te hace daño, no te queda más opción que dejarla ir. Así mismo, es bueno perdonarse a uno mismo ante esas relaciones que simplemente van y vienen, ya que cumplieron su misión, la que fue necesaria, ni mejor ni peor, ni mala ni buena, y por lo tanto, una vez finalizado su intervención de cara a ti, siguen su camino. Es fácil enredarse en esas historias, creyendo que es culpa de alguien el hecho de que cada uno elija su camino. Ampliar la Cosmovisión en este terreno de relaciones resulta de gran ayuda. Así mismo es toda una oportunidad de poner en práctica esa atención sostenida y lúcida hacia fuera y hacia dentro sintiendo los resonares y evocaciones que de ahí surgen.

En ciertas ocasiones, hay que llegar a “cortar cabezas”, por simple amor a uno mismo. En esos casos, si no se trata de una situación extrema y de urgencia, lo más recomendable seria elegir el camino del medio en contacto continuo con la coherencia del corazón. Sin embargo en la vida suceden también casos de profundo dolor y dureza que requieren de una actuación que implique ruptura automática y directa de una relación. Como en todo, el tiempo dirá y facilitará si esa relación se reconduce o finaliza.

Extraído del libro Crianza Consciente de Leire Benito (Fundadora Mindfulkids)