Ejercicio de Atención

Se puede empezar enseñándoles a fijar su atención en la respiración. Esta será la postura de la que partirán el resto de actividades y juegos. Puedes usar canciones o meditaciones guiadas para recordar las claves de la postura. Así mismo, si realizas paradas en la música pedirles que se queden congelados en esa postura que tenían en ese preciso instante, sin modificarla.

Guiarles en todo momento en su observación, a conectar con el cuerpo, con las emociones y permitirse todo, dentro de ese espacio y siempre teniendo unas normas sanas de convivencia.

Atentos como una rana

Quietos y atentos como una rana. Dile a tu hij@ o alumn@s que la rana es un animalito que puede dar grandes saltos pero también puede quedarse muy quieta, observando todo lo que pasa a su alrededor pero sin reaccionar de inmediato. Respirar con mucha calma, y explícale que vais a jugar a ser como una rana. Su tripa se hincha cuando entra el aire y se deshincha cuando sale el aire.

«Vamos a sentarnos y a respirar como la rana, así, la ranita no se cansa y no se deja arrastrar por todos los planes interesantes que se le pasan por la cabeza. Durante un rato vamos a estar quietos como una rana, notando como la barriguita de abulta un poco, y después se hunde otra vez»

La campana

Dile al niño que vas a tocar una campana. Pídele que escuche atentamente el sonido y que levante las manos cuando ya no oiga nada, cuando el sonido haya desaparecido completamente.

El zumbido de la mosca

Este ejercicio es genial para serenarse y centrar la atención en la respiración. Debemos taparnos las orejas con el pulgar y apoyar el resto de la mano sobre la cabeza. A continuación, cerramos los ojos, pegamos la lengua al paladar e imitamos el sonido de la mosca.. Zzzzzz

Memoria y atención

Intenta recordar 5 cosas que veas de camino al colegio, en un tramo de un viaje en coche, en la visita a un museo o en un simple paseo por la calle (un árbol, una animal, un edificio peculiar, unos niños jugando…). ¿Cómo son?, intenta percibir cada vez más cualidades de las cosas pero sin juzgar, sin decir si es bueno o malo, hermoso o feo, simplemente apreciando las características de lo que te rodea.

El juego de silencio

Es un juego muy sencillo para inciarse en técnicas de concentración. Los niños/as más pequeños de 2 y 3 años lo realizan sin dificultad. Nos sentamos en círculo y les preguntamos si son capaces de estar en silencio como las montañas o las flores. Les pedimos que cierren los ojos y se mantengan tranquilos y atentos hasta que se termine el tiempo. Para estos ejerecicios es necesario tener un medidor de tiempo que los niñ@s puedan comprender (reloj con alarma; si puede ser con sonidos agradables, reloj online…)

EJEMPLOS DE EJERCICIOS DE MINDFULNESS PARA NIÑOS

1.- Dile al niño que vas a tocar una campana
Pídele que escuche atentamente el sonido y que levante las manos cuando ya no oiga nada, cuando el sonido haya desaparecido completamente.
2.- Vais a jugar a ser astronautas que visitan otros planetas.
Ofrécele una pieza de fruta (o cualquier otro alimento) y astronautapídele que la describa con los 5 sentidos pues jamás habeis visto cosa igual: cómo es ese alimento, que forma tiene, cual es su color, si pesa, si es blando o duro, si es suave o rasposo, si huele a algo, si hace algún sonido cuando lo masticas, si es dulce o salado, etc…
3.- Intenta recordar 5 cosas que veas
De camino al colegio, en un tramo de un viaje en coche, en la visita a un museo o en un simple paseo por la calle (un árbol, una animal, un edificio peculiar, unos niños jugando…). ¿Cómo son?, intenta percibir cada vez más cualidades de las cosas pero sin juzgar, sin decir si es bueno o malo, hermoso o feo, simplemente apreciando las características de lo que te rodea.
4.- El parte metereológico.
Sentaos cómodamente, cerrad los ojos y tomaos un tiempo para descubrir cómo os sentis en este momento. ¿Qué tiempo está hacienda por dentro?. Dile que observe si brilla el sol y se siente relajado, o si hay nubes y está a punto de caer un chaparrón, o quizá si hay una tormenta. Pídele que observe de forma amable y curiosa el tiempo que hace por dentro e indícale que es simplemente lo que hay. Puede ser que en otro momento del día cambie, pero ahora es como es, y así está bien. Los estados de ánimo cambian como cambia el tiempo, pasan por si mismos.
5.- Atentos y quietos como una rana.
La rana es un animalito que puede dar grandes saltos pero también puede quedarse muy ranaquieta, observando todo lo que pasa a su alrededor pero sin reaccionar de inmediato, respirando con mucha calma. Su tripa se hincha cuando entra el aire y se deshincha cuando sale el aire. Vamos a sentarnos y a respirar como la rana, así, la ranita no se cansa y no se deja arrastrar por todos los planes interesantes que se le pasan por la cabeza. Durante un rato vamos a estar quietos como una rana, notando como la barriguita de abulta un poco y después se hunde otra vez.

SOCIAL / CONTACTO

48-de-facebook 48-de-skype 48-de-likeding 48-de-youtube

622202062

info@mindfulkids.es

TE LLAMAMOS

1 + 3 =