Uno de los principales aprendizajes y posiblemente el más complejo es aprender a desidentificarse. Vivimos bajo el «piloto automático» y pasar a la acción consciente, es todo un proceso que requiere de cierto entrenamiento. Esto se consigue con mucha autobservación, atención y aflojar el juicio. En los talleres de Mindfulkids ayudamos a los peques, según sus edades, a practicar las herramientas de Mindfulness, adquirir una eterna mente de principiante, un estado constante de no juicio y apertura ante la vida. Aprender a vivir sin identificarse otorga una gran llave para vivir plenamente feliz, sean cuales sean las circunstancias.