¿Te faltan horas del día para estar con tus hijos? ?Y cuando estás sientes que estés plenamente a fortalecer lazos y acompañarles en su desarrollo?

Cabria preguntarnos que es lo que entendemos cada uno por acompañares en su desarrollo. Ya que esto abarca más allá del cuidar, alimentar y educar.

Es normal salgan escepticismos al respecto, todos son producto del miedo. Cuando nos movemos desde el juez, el crítico, estamos buscando justificar nuestra creencia de estar desconectados de todo, incluso de nuestro ser. No creemos que hay dos mundos, dos realidades, lo que «somos» y lo que deberíamos «ser», …y así mismo.. entre «lo que son» y lo que «deberían ser».

La realidad es otra muy distinta, y es que somos, o cómo dice Thich Nhat Hanh, «intersomos». 

Cuando recordamos esto, cuando lo integramos en nuestra forma de vivir…todo cambia. Abrazando el concepto de «intereser» es fácil tomar decisiones que nos lleven siempre a la felicidad plena.

Desde la unidad es fácil elegir. Siempre desde el amor y para el amor.

Y todo esto más allá de creencias religiosas, dogmáticas o filosóficas, es una mirada amplia. Quienes eligen dar este paso a conocerse y comprender más allá de las propias barreras mentales, sin duda alcanzan en tierra lo que muchos denominan iluminación.

Desde este estado atenciones, despierto, es fácil dar tiempo de calidad.

Sin embargo, desde el estado dormido, sumergido en el HACER–>TENER–>SER, siempre estaremos a la carrera..sin llegar a ningún lado… siempre teniendo que hacer más y más, para así algún día tener algo que tal vez creamos nos dirija a ser alguien….

¿Qué tal plantearnos vivir desde otro lugar? SER–>>HACER–>>TENER

Siendo, sabiendo quienes somos… y desde ahí hacer lo que nos haga felices 100% a cada paso…y que nos lleve a tener, algo que posiblemente sea de todos, y de uno mismo.

Leire Benito

Fundadora Mindfulkids