Qué difícil es sostenerse en esos momentos, en los que todo se torna gris, por no decir negro. Hay días en los que ser mamá o papá no es nada fácil. El miedo nos invade y acabamos a la desesperada deseando que ese mal rato pase lo antes posible. Momento como ratos de hospital, problemas o enfermedades que puedan tener tus hijos o incluso tu propio agotamiento. Sí, es difícil. Se ha pintado la maternidad de tanto rosa y flores que cuando llega la realidad, una se enfrenta a momento verdaderamente duros. Es por esto que muchos padres acaban en crisis, sin saber sostenerse en su situación y buscando cambios a la desesperada.

Lo que nos suele llegar a consulta, son familias en las que intentan que cambiemos a sus hijos, porque éstos son muy movidos y les quitan la poca energía que les queda. Y nosotros observamos claramente lo que sucede… los niños tan sólo están expresando lo que sus padres no se permiten. Así que les invitamos a atravesar, a hacer un proceso conjunto de crecimiento para darse cuente de lo que les está sucediendo.. de dónde vienen esas conductas y patrones. Así mismo les damos las herramientas necesarias para sostenerse una y otras vez en los vaivenes de la vida, siempre alcanzando la mejor de las actitudes y sobretodo…siendo felices.

Sí, también se puede, atravesar dolor, miedo, agotamiento y vivirlo de forma feliz. Lo podemos decir alto y claro, sin duda alguna. ¿Porqué lo sabemos? Porque los profesionales que estamos en esta familia denominada Mindfulkis hemos atravesado desiertos e infiernos… y tras descubrir quienes somos, podemos decir que la felicidad es un estado que elegimos. Al igual que la abundancia, el goce, la plenitud…

¿Tú que eliges?

 

mindfulness niños

Leire Benito (Fundadora de Mindfulkids)